qué es
ayuda
como aprendo
ejemplos
practicaré
sitios
bibliografía

¿Cómo aprendo a subrayar?


   Para subrayar, realiza una lectura general del tema e investiga las palabras que no entiendas, después efectúa una segunda lectura detenidamente para que comprendas el texto con mayor profundidad. En el siguiente paso lee cada párrafo y subraya lo más importante, como son: los títulos, subtítulos y las palabras clave las cuales pueden ser fechas, nombres, verbos, adjetivos y fórmulas, aquí lo esencial es que subrayes después que comprendiste el texto. Cuando necesites subrayar un libro o una obra, te sugiero en primer lugar leer el prólogo o prefacio para que tengas una idea de lo que trata el texto, después subraya lo más importante de la obra o libro. Una vez que has terminado verifica que lo subrayado exprese lo más importante, tenga sentido y unidad, es decir, que al leerlo se entienda.

   La forma más típica de subrayar es colocar una línea por debajo del texto, evita subrayar con bolígrafo o marca textos, hazlo de preferencia con lápiz para poder borrarlo en caso que cometas errores. Cuando es un párrafo o gran parte del párrafo lo que deseas destacar, coloca un corchete o una línea vertical junto al margen derecho del texto, también puedes usar recuadros cuando deseas señalar una frase importante. Para destacar más las ideas principales puedes emplear el lápiz de color rojo y para explicación de los conceptos puedes utilizar lápiz azul.

   ¿Cuánto es lo que debes subrayar? Los estudiantes que carecen de experiencia en el subrayado o que tienen dificultades en la comprensión lectora, subrayan la mayor parte del texto lo cual resulta inútil. El subrayado proporciona ventajas sólo cuando se realiza correctamente, es decir, cuando se selecciona una cantidad reducida y precisa de información del texto.

   Muchos han intentado establecer un porcentaje ideal de texto subrayado, lo cierto es que dependiendo del tipo de texto será mayor o menor la cantidad que se debe subrayar, por ejemplo, un texto filosófico en el que el aspecto discursivo es el que predomina, necesita más subrayado que un texto en el cual se privilegia lo técnico.

  Una gran ventaja es que esta técnica al realizarse sobre el mismo texto, mantiene su contexto y es más fácil solventar tus dudas y precisar la comprensión del contenido ya que tienes frente a ti la totalidad del texto.

   El subrayar correctamente te ayudará entre otras cosas a comprender la estructura de un texto, asimilar fácilmente el contenido, desarrollar la capacidad de juicio crítico y de síntesis; en cambio un subrayado mal elaborado ocasiona problemas en tu aprendizaje. Los errores más comunes que se pueden cometer es no hacer sobresalir datos esenciales, o bien subrayar casi todo el texto. En muchos textos los autores acostumbran resaltar las ideas importantes escribiéndolas con negritas o en itálicas lo cual te puede servir como guía para el subrayado.

 Autor: María de la Luz Aceves Miramontes
© Copyright  
Todos los derechos reservados.  
Universidad Autónoma de Guadalajara A.C. México 2008  
Prohibida su reprodución total o parcial en cualquier medio sin autorización expresa del titular del derecho.